jueves, 4 de diciembre de 2014

Por fin... Homenaje póstumo a Marino Martínez

Marino Martínez
Este jueves 4 de diciembre se realizará el Foro de Periodismo Turístico “Marino Martínez”, promovido por la Alcaldía de Santiago de Cali, en merecidísimo homenaje póstumo a quien por 45 años sostuvo desde la Sultana del Valle el periódico “Occidente Turístico”, que se apagó con su fundador después de 338 ediciones impresas, además de tener su página excelente en la Internet.
En principio se había acordado realizar el homenaje el pasado fin de semana, pero fue aplazado porque el presidente de la Red Colombiana de Periodistas de Turismo Juan Gonzalo Benítez, tenía previsto asistir a un sancocho en Medellín.

Marino Martínez, es merecedor de todos los homenajes del turismo nacional, quisimos estar el pasado fin de semana en su Cali del alma, para rendirle homenaje, para decirle gracias por habernos acompañado hace más de 40 años con Humberto López López, en la creación de ACOPET, entidad de la cual fue destacado presidente; además de haber estado vinculado al periodismo desde 1965, cuando se inició en el diario El Crisol  de Cali y en 1968 fundó su propio medio Occidente Turístico, que lo sostuvo hasta su muerte el 1 de febrero del 2013.

Queríamos rememorar el pasado fin de semana en Cali esos personajes como Humberto López López, Raúl Echavarría Barrientos, el amigo de Pasto Franco A. Rosales, ese liderazgo en el turismo que se tuvo desde los años 70ª.

Marino Martínez, recibió el máximo galardón en vida del turismo del mundo, El Timón de Oro, otorgado por la ITB la Feria de Turismo de Alemania

Medallas, pergaminos, reconocimientos de toda América y gran parte de Europa, recibió el colega, amigo y en el verano del 1990 fuimos tres con Marino Martínez,cuando nos declararon con Humberto López “Huéspedes ilustres” delCondado Miami Dade, Florida, premio a esa vida dedicada al turismo que apagó un cáncer.

Marino Martínez, seguirá como una estrella, foro y guía de lo que debe ser un periodista de turismo, solamente comprometido con la verdad y la defensa del viajero.

Por Julio Betancur